Lo reconocemos, el título es un poco engañoso, pues son nubes muy terrestres, pero bien podríamos decir que estas nubes, observadas en Nueva Zelanda, no parecen de este mundo.

Sin embargo, y a pesar de su aspecto amenazador, estas nubes son completamente inofensivas. Aún no está clara su génesis, pero las Undulatus Asperatus, como se les conoce por ahora, ya que no es oficial su categorización, podrían ser un tipo de nube baja que, a la manera de los Altocúmulos Lenticulares, adquieren formas relativas a la orografía de la zona. Otras teorías hablan de restos de Mammatus, formaciones nubosas asociadas con restos de tormentas fuertes o incluso con vientos Foehn, propios de la zona.

En cualquier caso nos dan una idea de lo maravillosa y variada que la atmósfera puede llegar a ser. Esta fotografía ha salido publicada en la Astronomy Picture Of The Day, de la NASA, y a nosotros nos parece que nadie debería quedarse sin apreciar su belleza.

 

 

2

SObre el autor Emilio Rey rotate

Emprendiendo ando La ventaja de pasar de los 40 es que ya no te da miedo nada, y que sabes lo que te conviene y lo que no. Aunque otra cosa es que lo hagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>