Tradicionalmente el inicio del otoño suele tener una serie de días en los cuales las condiciones meteorológicas son prácticamente veraniegas. Es el conocido veranillo de San Miguel que tiene lugar alrededor del 29 de septiembre, aunque evidentemente puede considerarse igualmente veranillo de San Miguel, a pesar de que este se produzca unos cuantos días antes o después. Este periodo de temperaturas elevadas no atiende a ningún factor en particular, y las propias variaciones de la atmósfera son las que provocan que tengamos días de tiempo más cálido aunque haya comenzado oficialmente el otoño o esté a punto de hacerlo.

El veranillo de San Miguel también suele ser conocido como el veranillo del Membrillo y esto es debido a que esta fruta suele terminar su maduración en los primeros días de la estación del otoño, en los cuales las temperaturas son aún bastante llevaderas. Por termino general suele tener una duración aproximada de una semana, aunque esto es muy variable entre uno y otros años, y como veremos a continuación, el veranillo de San Miguel de este año 2015 está siendo y será bastante benévolo con los que sean amantes del sol y de las altas temperaturas.

Aunque menos conocidos, también hay otros veranillos a lo largo el otoño, siendo el último de ellos el veranillo de San Martín, que suele darse alrededor del 11 de noviembre y el cuál tiene una duración bastante escasa. Parece un poco extraño hablar de un veranillo en unas fechas tan cercanas al invierno, pero consultando datos nos encontramos con que en el mes de noviembre se han alcanzado registros de hasta 27ºC en Barcelona, 27,6ºC en Bilbao o 31,2ºC en Sevilla, siendo muy común valores por encima de los 25ºC en muchas ciudades del país.

Tiempo veraniego en el sur, abrigo al despertar en la mitad norte.

Después del intenso y temprano temporal que sobre todo afectó a Galicia en la mitad del mes, el regreso del anticiclón nos ha hecho recordar que el verano aún no dijo su última palabra. Es el conocido veranillo de San Miguel, que con algo de adelanto ya llegó el pasado fin de semana a nuestro país, dejando temperaturas de hasta 33ºC o 34ºC en diversos puntos del suroeste peninsular. Aunque no sólo al sur ha regresado el buen tiempo, ya que por ejemplo el domingo la cornisa cantábrica despertó con un cielo completamente azul y unas temperaturas que llegaron hasta los 25ºC en Bilbao, que invitaban a los lugareños y turistas a darse un baño en las playas más cercanas. No hay que olvidar, que la temperatura del mar, aun ronda unos más que agradables 20ºC.

Además, este veranillo de San Miguel tiene visos de extenderse unas cuantas jornadas más, puesto que al menos hasta el domingo, la estabilidad será la nota dominante en prácticamente todo el país.

A excepción de la aparición de algunas nubes bajas al amanecer en las costas mediterráneas, el sol será el principal protagonista del cielo en la mayoría del país, con unas temperaturas propias de los meses estivales. Aun así, los más madrugadores tendrán que ser también los más precavidos, puesto que al amanecer las temperaturas serán frescas o incluso frías en algunos puntos.

1

SObre el autor Enrique Hernanz rotate

Director de servicios de meteorología en digitalmeteo. Twitter: @Enrique_Hernanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>