Quizá sea esta la pregunta del millón. La que se hacen miles de aficionados a este deporte dependiente del blanco elemento: la nieve. Nieve que, por ahora, es muy escasa en nuestras estaciones. Casi puede sentirse el mono de esquí que tenéis, de hecho muchas conversaciones giran en torno a los destinos navideños: “…pues si no hay nieve, la verdad, subir a los Pirineos o bajar a Sierra Nevada es un poco caro para únicamente tomarme una copa…”, escuchaba el otro día a un amigo.

¿Y bien, qué va a pasar? 

Responder a esta pregunta no es fácil. Aunque, desde luego, responder a si se podrá esquiar o no, sí lo es. Se podrá. Es cuestión de tiempo… y de elegir un sitio adecuado. Pero me temo que quizá tengamos que esperar unas semanas más, y que, probablemente, los únicos sitios para hacerlo estén petados de gente…

La clave sobre cuándo nuestras estaciones vestirán su frío manto -y digo cuándo porque asumo que tarde o temprano lo harán- reside en la vigilancia de unos patrones planetarios que determinan el movimiento de las gigantescas masas de aire que nos sobrevuelan. Una serie de factores de repercusión global que configuran una ecuación difícil de resolver, o, más bien, de soluciones múltiples.

Repasemos algunas de estas variables:

  • El Niño (ENSO)
    • Un calentamiento pronunciado y a todos los niveles de las aguas oceánicas del Pacífico tropical, que este año está siendo de récord. Actualmente está en su máximo y es una de los grandes actores de esta función.

      El Niño en la región de referencia 3.4 en sus máximos

      El Niño en la región de referencia 3.4 en sus máximos (Fuente MERCATOR Océan)

  • La cobertura de nieve en Eurasia
    • Sobre todo en Siberia y en los meses de otoño. Algunos expertos, como Judah Cohen, mantienen que esa cobertura incide definitivamente en los movimientos de las masas de aire y la debilidad del Vórtice Polar.

Cobertura de nieve en Eurasia (Fuente NOAA)

  • El Vórtice Polar y el Jet Stream
    • El verdadero almacén de frío y nieve, confinado en el Polo Norte. Ese vórtice es como una muralla, cuanto más fuerte, cerrada y alta, cuanto más estable, menos frío nos llega a nuestras latitudes. Cuanto más débil, más meandros provoca en el Jet Stream y más tiempo cambiante, loco, padecemos/disfrutamos.
polarvortex

Vórtice Polar, cerrado actualmente, confinando el aire frío al Polo Norte (Fuente earth.nullscholl.net)

  • La Oscilación del Atlántico Norte (NAO)
    • Indica de qué manera las masas de aire frías y secas del norte del Atlántico se mezclan con las más cálidas y húmedas del sur, de los trópicos. Si este índice es positivo, indica poca mezcla, tiempo estable en nuestro país. Si es negativo, las borrascas llegan más al sur, y el tiempo empeora en la fachada oeste europea. Ahora es positiva, pero con tendencia a la baja.
Poca mezcla estos días de las masas de aire... (Fuente Windyty)

Poca mezcla estos días de las masas de aire… (Fuente Windyty)

  • La Oscilación del Ártico (AO)
    • Un índice similar pero en las regiones árticas. Actualmente es positiva.
  • El calentamiento del planeta
    • Que, a pesar de que en los últimos años se ha estancado, parece que vuelve a ser protagonista en 2014, 2015 y quizá en 2016, ya veremos. Desde luego, aporta otra variable más a la ecuación…
  • La variabilidad inherente al clima terrestre
    • Por supuesto, a las interacciones de los anteriores factores hay que añadir la intrínseca variabilidad climática de nuestro planeta, que, por decirlo de alguna manera, a veces va a su bola

Probablemente os habréis quedado igual, pues apenas estamos descubriendo y entendiendo cómo nos afectan cada uno de estos factores climáticos por separado. La complejidad se incrementa exponencialmente porque en nuestra atmósfera todos ellos interaccionan, y unos influyen en los otros. Una verdadero galimatías de vientos, humedades,  presiones y temperaturas que es, en último término, el que decide si podrás esquiar, cuándo y dónde lo harás.

1

SObre el autor Emilio Rey rotate

Emprendiendo ando La ventaja de pasar de los 40 es que ya no te da miedo nada, y que sabes lo que te conviene y lo que no. Aunque otra cosa es que lo hagas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>