Tal y como era de esperar, este primer temporal de la temporada ha tenido una duración bastante escasa y hoy jueves tan solo quedan algunas lluvias en el extremo norte peninsular.

Las rachas de viento protagonizadas por la borrasca, fueron entre martes y miércoles incluso algo más altas de lo esperado, y por ejemplo en la localidad cántabra de Treviso el viento alcanzó los 140 km/h. Puntos de montaña han registrado incluso rachas algo más fuertes y tanto las estaciones de esquí de Valdezcaray como de La Covatilla, han llegado a medir vientos de hasta 148 km/h.

Galicia, también ha sido azotada por el fuerte viento, midiendose rachas de hasta 131 km/h y 129 km/h en Estaca de Bares y Fisterra, respectivamente. Sin embargo, los efectos más destacados de esta profunda borrasca en Galicia, han sido las fuertes lluvias, que han llegado a acumular cantidades superiores a los 100 litros por metro cuadrado en diversos puntos de las provincias de Pontevedra, La Coruña y Ourense.

A partir de este mismo jueves, el tiempo mejorará significativamente e incluso el fin de semana el tiempo será prácticamente veraniego en buena parte del país, con unas temperaturas máximas de hasta 30ºC en buena parte del centro y sur peninsular y que incluso serán algo más elevadas en el Valle del Guadalquivir.

¡El verano aún no dijo su última palabra!


SObre el autor Enrique Hernanz rotate

Director de servicios de meteorología en digitalmeteo. Twitter: @Enrique_Hernanz